Lactancia agitada

Al nacer mi hija mediana, empecé a sentir una especie de rechazo al dar el pecho a la mayor, lo atribuía a que ya era muy grande y su boca hacia movimientos mas bruscos. no le di la mayor importancia dado que ella mamaba muy poco

Pasaban los meses y la mediana cumplió 9 meses, quedé de nuevo embarazada, al nacer el bebé, ella tenía 18 meses, toda una bebé. Me ayudaba a descongestionar los pechos cuando su hermano dormía, ayudaba a mantener una optima producción de leche, pero a su vez empecé a sentir una sensación que me era familiar, la misma sensacion de rechazo que sentí con su hermana mayor cuando estaba embarazada de ella, pero esta vez ese sentimiento era muy fuerte, no le podía dar de mamar, no quería que me tocara, el simple hecho de sentirla tragar la leche me hacia sentir una sensacion que me removía las entrañas, era superior a mi, entonces fue cuando descubrí la agitación por amamantamiento. Es la peor situación por la que puede pasar una madre, no quieres dejar de darle el pecho, quieres seguir, sabes que ella lo necesita pero en ocasiones, no siempre, no puedes, tienes ganas de gritarle, de apartarla de ti, no quieres que te toque, la rechazas, rechazas a tu propia cría, no entiendes lo que te pasa, entonces te invade un sentimiento de culpa,te sientes una puta mierda.

Hay días que no puedes evitar esa sensación, los dias de mas estrés intento retrasar las tomas lo máximo posible, se que el sentimiento volverá, cuento hasta 10, hasta 20, hasta 1000, pero no marcha, entonces la suelto y me voy, es la mejor solución, ella llora desconsolada quiere su teta, me quiere a mi, a su madre y esta la rechaza, es duro para las dos, ella no entiende que pasa y tu tampoco.

Nadie lo entiende, pero todos opinan.” Tiene mamitis”, nos ha jodido soy su madre,” esta viciada con la teta””, es su todo, su alimento, su manera de calmarse y una infinidad de cosas mas. “Quitale la teta, ya es muy grande”no, no lo es, es un bebé.

Mejor que yo NADIE conoce a mi hija y estoy segura al 100% que si hubiese sido alimentada con biberón, tendría la misma relación conmigo, ella es una yonki de amor, del amor de su madre, ¿aluien conoce algún bebe que no quiera estar con su madre?

La agitación por amamantamiento es una fase desconocida de la lactancia, muchas madres no la experimentan, otras la sienten pero no saben de que se trata, es la experiencia mas negativa de la lactancia, con todo lo bonito que es dar de mamar a tus hijos y esta época enturbia esos momentos, me niego a que mi lactancia con ella acabe con este mal sabor de boca, no se lo merece, ni ella ni yo, me daré miles de oportunidades, respiraré hondo millones de veces y contaré hasta el infinito, pero nunca dejaré mi lactancia con ella de golpe.

Mi vida, mis hijos, nuestras tetas.

el teu amor

Va de tetas Vol.1

Cuando me quedé embarazada en ningún momento me planteé como alimentaria a mi hija, fue una cosa que no se me pasó por la cabeza. En la lista de nacimiento incluimos un set de biberones, supongo que lo hicimos a causa del desconocimiento del tema de la alimentación en bebes.

En la sala de partos recuerdo la pregunta de la matrona:Le vas a dar el pecho? En ese momento me extraño la pregunta, claro que si,le respondí, yo creía que todo el mundo lo hacia, al menos al principio, no sabia nada de lactancia, pensaba que todos los niños tarde o temprano acababan tomando biberón.

Mi hija mayor nació a las 13:50h de un sábado, dos minutos mas tarde estaba enganchada al pecho, parecía que lo llevábamos haciendo toda la vida. Tuvimos una lactancia sin problemas, sin grietas, sin malas posturas, ella cogía peso, estaba preciosa, entonces llegaron los temidos 5 meses, por ese entonces yo había leído algo sobre la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y decidimos que no comería nada hasta esa edad.

Empezó la alimentación complementaria a los 7 meses, pero y el pecho? seguimos con él, era muy fácil darle el pecho, salíamos a la calle casi sin nada, comía al instante, apenas lloraba, confieso que era muy cómodo para mi y como ella estaba encantada, pues seguimos con la teta.

Fui  a un grupo de lactancia de mi zona, descubrí que la lactancia no solo es alimento, conocí a Carlos Gonzalez, entendí el porque mi hija amaba a su teta por encima de todas las cosas.

La niña crecía, nunca había tomado un biberón, los problemas empezaron a llegar cuando tenia aproximadamente un año, la gente empezó a comentar, que si es muy grande, que si es un vicio, que si sale agua, que no va a querer comer nada mas, yo como buena madre primeriza le pregunté a San Google y este me dio la respuesta, la OMS recomendaba la lactancia mínimo hasta los 2 AÑOS, PUAAHH que locura, ella ya caminaba, hablaba, tenia dientes y seguía gritando TETAAAAA!!!!!  y cuando no gritaba directamente se servia ella sola.No podía privarla de eso, las dos nos sentíamos cómodas haciéndolo, era un bien mutuo.

Los años pasaban, y seguíamos escuchando cada vez mas comentarios al respecto, de conocidos, amigos, familiares, la única persona que nunca dijo nada fue la pediatra, siempre me decía que eso es cosa nuestra.

La niña empezó la guardería, las tomas se redujeron considerablemente, pero habían momentos que el pecho era sagrado, para dormir, al despertar o cuando se hacia daño o estaba enferma, era mi manera de mimarla, la mimo de miles de formas, pero esta era nuestra manera especial.

Dos años de guardería y empezó el cole, ella tenia 3 años y medio, ahí decidí empezar el destete, quería que fuese algo natural, que no fuese doloroso ni traumatico para ella, omití consejos del tipo, ponte ajo en los pezones, llevala una semana a casa de los abuelos, no queria que algo tan bonito acabase de una manera tan fea.

Empecé a NO ofrecer, No negar, dejaba que ella fuese quien marcara las pautas, si un día se despertaba y no pedía, lo dejábamos estar, es un proceso lento, pero creo que con esto he conseguido que ella confíe mas en mi, que sepa que su madre no le falla, que la respeta.

De repente un nuevo embarazo, una hermana en camino. y ahora que? pues ahora nada seguimos con nuestra lactancia como si nada, la barriga crecía y mi hija mamaba a la par, el único cambio llegó después del parto, en el mismo hospital, yo estuve todo el embarazo explicándole que su hermana también tomaría teta y que la tenían que compartir, cuando llegó a la habitación del hospital me preguntó si podía tomar teta y le di, su reacción fue hermosa: Mamaaa!!! ahora sale muchísima leche!!!! esta tan rica!!!!

Iniciamos la lactancia en tandem, por ese entonces mi hija tenia 5 años, su lactancia estaba llegando a su fin, solo hacia una toma al despertar y solo en casa, ella se escondía, ella también estaba cansada de escuchar a la gente decirle, que eres muy mayor, que le estas quitando la comida a tu hermana y poco a poco yo empecé a sentir pena, verla crecer a pasos agigantados, verla dejar poco a poco su gran tesoro.

 

You’ll never walk alone (Nunca caminarás solo)

La soledad puede ser agridulce, si deseas estas solo es un momento de paz, de tranquilidad, no es lo mismo la soledad que el estar solo, sin nadie que te apoye, que te ayude, que te acompañe.

Antes de ser madre los momentos de soledad saben a gloria bendita( de esto eres consciente una vez que has parido) duermes, lees, escuchas música e incluso miras el techo, pero una vez pares….

Hay madres muy místicas(entre las que me incluyo) que piensan que cuando estas embarazada siempre estas acompañada,ilusas,aunque en parte es cierto, llevas a tu bebé dentro de ti, dos corazones, cuatro pulmones etc pero disfrutad el embarazo porque serán los últimos 9 meses de vuestra vida en los que CAMINAREIS SOLAS.

Una vez abandonas el hospital tienes que ser consciente que siempre, FOREVER, tendrás a una personita detrás tuyo o tu detras de ella. Cuando son muy bebés, comprobaras mil veces si respiran, correrás despavorida al oírlos llorar, creeras morir cuando veas unas décimas de fiebre en el termómetro, relájate mama, lo mejor esta por llegar.

Una vez el bebé se crece y se convierte en un toddler( bebe mayor) que camina, ahí empieza lo bueno, en ese preciso momento NUNCA CAMINARÁS SOLA, que quieres cagar?, el niño va detrás, mamá que haces?, que quieres comer?, mete sus manitas en tu plato, que quieres ir a depilarte?, el encima tuyo en la camilla, que quieres tomar café con las amigas?, olvidalo no es compatible con ser madre.

Ellos te necesitan, eso lo tenemos claro, eres su objeto mas preciado, tu los amas por encima de todas las cosas, pero en muchas ocasiones esa persecución por toda la casa con un bebé lapa detrás tuyo agota, y el que diga lo contrario miente. Si una cosa tengo clara es que llegará un momento en el cual dejará de necesitarme para todo y llegado ese día, se que lo añoraré, masoquista que es una, pero mi esfinter y mi espalda lo agradecerán.

Una de las rutinas en la que mas les gusta a mis hijos acompañarnos, tanto a su padre como a mi, es en la de ir al lavabo, siempre tanto el como yo tenemos a una o la otra sentadas en la ducha haciéndonos compañía. Gracias a esto, un día mi hija mayor vio en vivo y en directo el cambio de una compresa, tendría aproximadamente 3 años, ella no dijo nada, no preguntó, yo opté por callar también, cual fue mi sorpresa que al llegar a recogerla al cole la profesora me contó la anécdota que mi hija explicó a sus colegas del patio: Mi mama lleva pañal. Mi cara fue un poema.

Mis hijas están tan acostumbradas a estar acompañadas en el baño, que a la mayor es el único sitio de la casa donde se le suelta la lengua, allí nos cuenta sus inquietudes, como le ha ido el día, sus cosas, así que en casa no vamos al baño vamos al psicólogo.

El día a día de una madre, es ir empujando un carro, o llevando un bebé en brazos. o uno de la mano, o como es mi caso, las tres cosas a la vez, vaya donde vaya, ahí va mi tribu y con ellos sus quilos de cosas, los por si acaso, por si acaso se caga, por si acaso le da hambre.

Ser madre es como tener dos sombras, la tuya propia y la del peque que te sigue hasta el infinito y mas allá.

El primer día que la mayor se quedó a dormir en casa de los abuelos, estaba la casa tan en silencio que me costaba concentrarme, no pude leer, ni escribir,ni ver la tele, incluso me costó dormir, no estaba acostumbrada a tanto silencio, era ensordecedor.

Muchas veces me pongo muy nerviosa  pierdo la paciencia, por estar todo el día con alguien agarrando mi pantalón, pero tengo que confesar que en el fondo me gusta, la necesidad es mutua, yo los necesito y ellos a mi también, para todo, cuando son niños no te dejan ni a sol ni a sombra, pero cuando sean mayores seré yo la que NUNCA LOS DEJARÉ CAMINAR SOLOS.

 

 

 

 

 

 

Cualquier noche puede salir el sol

En una familia de 5 hay días buenos y dias regulares, pero también hay dias malos, en los que piensas que el universo está en contra tuyo.

Suena el despertador, voy sigilosa a la cocina, para no despertar a ningún componente de la tribu y enciendes la cafetera, una vez café en mano, corro al lavabo( si desayuno en el baño) empiezo a bajar el pantalón de mi pijama, cuando en ese preciso momento escucho una vocecita”¿MAMII?”, entonces te das cuenta de que el día ya no empieza de la mejor manera posible.

Una vez abortada la misión desayuno en el baño, procedo a dejar abandonado mi café para preparar la leche con galletas de la niña FREESTYLE, un minuto mas tarde…a tomar por el culo la leche( la mezcla de leche con galletas cuando se seca es como cemento armado). El día pinta bien.

A  la tragedia láctea le siguen el, esta ropa no me gusta, corred que son las 8:40, mama cacaaaa!!!!!! no saber donde está aparcado el coche, buscarlo como una loca( esto es gracias al macho alfa de la tribu y sus problemas de memoria) una vez cada mochuelo en su olivo, por fin respiro hondo un segundo desde las 7 y son las 9, repito, el día pinta bien.

El día transcurre entre perdida de llaves, comida quemada y llegar tarde a recoger a los vástagos al cole.

Llega la tarde y me sigue acompañando el gran día, mi suegra no se puede quedar con la mediana, por lo que me veo obligada a ir con toda la troupe a la extra-escolar de piscina de la mayor, solo de pensarlo me tiemblan las piernas. Un adulto, 3 niños, dos de ellos bebes, piscina, calor, carro doble, la cosa promete.

El bebe llora, en los vestuarios hace mucha calor, la mediana quiere bajar del carro, no la dejo, la ultima vez se metió vestida debajo de la ducha, llora también, yo sudo, las mamas me ayudan, lo agradezco, pero aun así solo pienso en el momento de llegar a casa, pero aun no llega, empiezo a ponerme nerviosa, estoy cansada quiero llorar, respiro hondo por segunda vez, son las 6 de la tarde, una vez toda la tribu en el coche para ir a casa, suena el móvil: Hola cariño! ¿ me puedes venir a buscar?  El trayecto entre la piscina y el trabajo del patriarca dura unos 8 minutos, la mediana odia el coche, llora desconsolada, el pequeño empieza a sentir empatia por su hermana y la acompaña en el llanto, la mayor, en medio de los dos, grita cual niña del exorcista: MAMAAA DILES QUE PAREN. La banda sonora de este trayecto sería la canción de Gurruchaga, VIAJE CON NOSOTROS SI QUIERE GOZAR.

A la llegada al trabajo del jefe de la tribu, debía de dar tanta pena, que solo me dijo: va que ya casi acaba el día!!!! Entonces en ese preciso momento me derrumbé, la falta de sueño y el cansancio empiezan a hacer mella.

Una vez en casa entré en la ducha y entonces pensé: Vaya mierda de día, pero ha sido el primer dia caótico en tres meses, joder tampoco lo estamos haciendo tan mal.

Pero aún queda la noche y de repente la canción de Raphael suena en mi cabeza: ¿ Que pasará? ¿Que misterios habrá? puede ser mi GRAN NOCHE

¿Dormiran del tirón? ¿Descansaremos? eso son misterios de la naturaleza. A si que a dormir que mañana mas.

En definitiva he llegado a la conclusión de que las cosas las has de hacer, a si que mejor hacerlas de buen humor, te ahorras nervios, estrés y ganas en salud, por eso siempre intento pensar, que cualquier noche puede salir el sol.

Profesión:¿Madre?

Hoy día 8 de Marzo, día de la mujer trabajadora, me veo obligada a escribir este post, quiero contestar a la eterna pregunta que me suele hacer la gente:¿no trabajas?

La palabra trabajo la solemos relacionar con  nóminas, sueldo, empresa,  horario, etc. Yo no tengo ni sueldo, ni nómina, ni trabajo para ninguna empresa, pero si tengo un horario.

Mi trabajo es ser MADRE A TIEMPO COMPLETO, sin descansos, ni vacaciones, ni los 5 min para el cigarro.

Mi jornada laboral empieza bastante temprano, a eso de las 6.30, no me gusta madrugar, no conozco a nadie a quien le guste, me levanto tan pronto porque se que tengo hasta las 7 que mi hija la mediana abra los ojos para poder tomarme un café y cagar sin espectadores.Una vez he tomado café, preparado ropa, desayuno, vestido y peinado niños (son 3) procedemos a irnos al cole, son las 8:45 de la mañana.

Una vez niños en el cole( van solo las dos mayores) empieza mi segundo turno. Recoger, limpiar, hacer comida, poner lavadoras, comprar, todo eso en un tiempo récord, la mediana sale del cole a las 11.45, una vez recojo a la mediana tenemos 3/4 de hora hasta que sale su hermana, cuando ya estamos todas, corremos a casa a comer que a las 3 hay que volver al cole.

15:00 horas, niñas en el cole, vuelvo a casa e intento buscar aparcamiento( vivimos en un pueblo con serios problemas de parquing) 15 minutos mas tarde aparco,con suerte, me queda una hora para poder doblar ropa preparar merienda y poco mas.

16.30 horas, busco niñas del cole, primero un cole y después a la guardería, un poco de parque o la extra-escolar que toque, merienda,algunas compras y a casa, ducha cena y a dormir.

22:00 horas, los niños duermen, aprovecho para recoger, preparar ropa del día siguiente y ducharme.

22:30 horas, una infusión y un poco de tele.

22:35 horas, infusión entera encima de la mesa y yo zzzzzzzzzzz

Contando mi día a dia mucha gente pensará, que esto lo hacen millones de mujeres que ademas trabajan fuera de casa, claro que si y es muy duro compaginar la vida laboral y la familia,  yo cuando trabajaba fuera de casa, las horas que estaba en mi puesto de trabajo desconectaba la mente, esto es primordial, para la salud tanto mental como física, 24 horas con un niño son agotadoras, mas viajes a el colegio, la casa y las mil tareas diarias.

Las madres que por los motivos que sean, deciden quedarse en casa al cuidado de los hijos y del hogar, no están toda la mañana tomando café, ni paseando a sus bebés(que mas quisiéramos), también trabajamos y mucho.

Si eres de las personas que le dice a una mujer que está en casa” tu si que vives bien todo el día en casa”hazle un favor al mundo y no lo vuelvas a hacer las madres a tiempo completo y las amas de casa tienen el oficio mas duro del mundo: Ser MADRES Y CUIDAR DEL HOGAR.

Respetar a la mujer es una obligación de la humanidad, independientemente de el oficio que ejerza, pero NUNCA, bajo ningún concepto debemos menospreciar a aquellas mujeres que se quedan al cuidado del hogar.

Publico esta entrada el día 9 de marzo, ayer nuestro día fue de locos y no nos dio tiempo de nada, otro de los lujos de estar en casa, no tener tiempo ni para cagar.

Primera escapada de la tribu

Este fin de semana nos hemos ido de escapada a un pueblo de montaña, mientras nuestro pueblo vivía la fiesta por excelencia, el Carnaval, como no somos muy carnavaleros nos hemos liado la manta a la cabeza y decidimos irnos toda la tribu de excursión.

Han sido 4 días y 3 noches, nos hemos alojado en casa de una amiga, a la cual  creo que después de estos dias nos considera personas NON GRATAS en su casa( gracias Natalia, te superquiero)

La hora de lo que en un principio era una mochila con algo de ropa se convirtió casi en una mudanza, ropa de 5 personas, mas zapatos, mas pañales, mas neceser, mas carro, mas patinete, mas, mas, mas. El padre de mis criaturas pensaba que nos íbamos un mes, yo le digo no, hijo no, haz recuento de la tribu somos 5. Mi adorable monovolumen nuevo de trinca iba cargado hasta los topes, cual familia magrebí, que va de vacaciones un par de meses a Tanger.

Una vez el coche esta lleno de cosas procedemos a colocar niños en sus respectivas sillas, la mediana, conocida como la niña FREESTYLE, odia el coche, lo odia hasta tal punto que llora y llora hasta que baja, patalea, se da cabezazos, muerde a su hermana, un show. El viaje de una hora es la mar de entretenido. Una vez llegados a el destino, invadimos la bonita casa de mi amiga de niños y a mis tres vástagos  le sumamos sus mellis de 6 meses, así que sumando seriamos 5 niños y 4 adultos.

Las salidas ha la montaña transcurren mas o menos bien, eso si con una preparación previa de dos horas para acicalar y preparar los víveres de los retoños, el problema llega a la noche, esa temida hora. Si bañar a 3 es jodido imagina a 5, es un caos total, pobre cuarto de baño. Mi niña FREESTYLE dormía genial, era esa especie en peligro de extinción que desde bien bebé dormia noches enteras, cogió un bendito virus( de eso que te hacen tener un máster en pediatría) que la trastocó y a eso le sumamos la llegada del bebé, es una bomba de relojería. Se despierta cada 10 min, gritando despavorida MAAAAMAAAAAA TEEEETAAAA!!!!!

A la hora de la comida, por suerte no hay problemas, tengo unos hijos que son devoradores de platos, el problema son las sobremesas, niñas saltando en el sofá( mi amiga las ama y se lo consiente todo) corriendo por toda la casa, hasta que de repente…Catapum, la niña FREESTYLE al suelo, golpe en la cabeza, mordida de lengua con su correspondiente sangrado, muy divertido todo.

Al fin llegó el día de partir, creo que mi amiga en el fondo respiró al recuperar la tranquilidad de su hogar.Ha sido un viaje divertido, con sus cosas buenas y malas, las buenas, disfrutar de mi amiga y sus mellis, el aire puro, el salir de la rutina, las malas, la invasión de la tribu Pozas y la perdida de tranquilidad en casa ajena. Pero pese a todo esto ha sido un finde genial, solo quedaba volver a cargar el coche de trastos, el colocar niños y la hora de llanto hasta llegar a casa.

CONCLUSIÓN: Fin de semana idílico y niños no pueden ir en la misma frase.

Creamos la tribu

Como decía en mi entrada anterior, ser madre de dos no es tarea fácil¿Pero y ser madre de tres?

La peque de la casa tenia en torno a los 9 meses, mi regla estaba ausente desde septiembre de 2014, pero una mujer sabe cuando la falta de periodo es debido a la lactancia y cuando a un embarazo y mas cuando es el tercero. Tras una visita furtiva a la matrona y una vez confirmada la noticia, ahí empiezan, las dudas¿ donde comen 4 comen 5? ¿ cabremos en casa? ¿ y en el coche? ¿ a que huelen las nubes?

Una vez lo tienes asimilado, dices: Bueno tu adelante! seremos familia numerosa, cuantos mas seamos mejor lo pasaremos, mas amor tendremos y mas compañía nos haremos, esto en parte es así, pero no solo es cuestión de compañia, amor y diversión, son dos bebes con pañales a la vez, dos despertando en la noche y tres niños con lo que cargar de arriba para abajo todo el santo día.

Cuando el peque nació, la que pasó a ser mediana estaba por cumplir el año y medio, ¿ una locura? Seguro, pero yo lo prefiero llamar una aventura. Con tres todo es una aventura, salir de casa y que no se te olvide nada, pañales, toallitas, pañuelos, ropa de recambio¿ te vas de viaje? No, voy al parque.

En el tercer embarazo, yo creo que hasta se me olvidaba el bombo, corría detrás de la pequeña, la cargaba en brazos, no paras a descansar ni un segundo, eres una mamá NON STOP, esto trae sus cosas buenas, ¿ engordar en el embarazo? es casi misión imposible.Estas cansada muy cansada, quieres que el bebé salga ya.¿Y que decir del parto? Yo entré a urgencias sujetandome la cabeza del que sería el peque de la casa, verídico. El parto duró exactamente 12 minutos, fue tan corto que no me dio tiempo ni a sacarme la ropa, a casi ni saborearlo( no sufrais no tendré ninguno mas)

Una vez en casa llega lo bonito de la trimaternidad, todos quieren venir con mama, antes mami se las apañaba para coger a los dos retoños, ¿ pero y como coges a tres? Pues lo haces y sin que el día del parto te salga un brazo mas, yo creo que una madre de familia numerosa muta a pulpo en el paritorio. La hora del baño,  bendita hora del baño! agua por todos lados, uno esta muy fría, otro esta muy caliente, el patito rosa para mi, no para mi, conclusión, se duchan por turno y en días diferentes, ganas en salud y en fregasuelos.

Todo es una aventura, si quedas a una hora en concreto, sabes que ese día has de empezar mínimo hora y media antes a vestir, peinar y desmocar a toda la prole y rezar para cuando acabes con el ultimo el primero no se halla tirado el zumo por encima, si no olvídate de ser puntual. La merienda se consume una baguette entera, las toallitas se volatilizan, la basura esta inundada de pañales de tallas diferentes, tu coche( el cual has tenido que cambiar para que entren tres sillitas) ha pasado de ser un utilitario normal a ser un monovolumen con categoría de transporte escolar, eso si lleno de migas de galleta y cristales con deditos marcados, la música que te acompañaba en tus viajes ya no es el cd de ese grupo que tanto te gusta, con suerte son los cantajuegos y digo con suerte porque a mi hija de 6 años le ha salido la regueetonera que lleva dentro y estamos todo el dia dándole a la gozadera a la espera de que Miami nos confirme.

Ser trimadre es una bendita locura, no duermes( dormir esta sobrevalorado) no te peinas, comes frío y de pie, bien esto no es siempre así a veces se alinean los astros y tienes hasta tiempo de ponerte crema corporal después del baño, pero no siempre. Es una loco-aventura, pero mola, mola mucho ver que son una tribu, que la mayor ayuda a la mediana a limpiarse los mocos, la coge de la mano para cruzar la calle, que la mediana corre a llamarte cada vez que oye llorar al peque( creo que piensa que soy sorda)

Somos una tribu, una tribu de mocos, pañales, odiseas para salir de casa y con una madre híbrido entre pulpo, oso panda y a veces niña del exorcista, pero somos felices dentro de esta loco-aventura que justo empieza.